Socializando A Tu Perro Con Éxito

paseos caninos las condes

Hay muchos aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de tener un perro. Salud, alimentación, educación, actividad física, cuidados especiales de cada raza y un sinfín de temas asociados, pero si tuviera que elegir, sin duda un aspecto fundamental es la socialización de los cachorros. El motivo es muy simple. Un gran número de personas que tienen perros viven en la ciudad y al peludo hay que sacarlo a pasear, ya sea, en la mañana, tarde y/o noche. Y, la verdad, no es grato sacar a tu perrito/a y tener que estar evitando a otros que también están paseando, simplemente porque tu perro no sabe comportarse con otros de su misma especie o incluso porque le tiene miedo a “toda la ciudad”.

Cada día hay más conciencia de la importancia del paseo, incluso algunas municipalidades de Santiago han implementado caniles en sus plazas y áreas verdes. Ahí, puedes llevar a tu perro para que pueda andar libre, sin correa, y jugar con otros perros. Pero, claro, si tu consentido no es muy sociable, podría haber problemas con peleas, donde incluso podrías salir demandado.

Si bien los perros son seres sociables, esta característica la van aprendiendo a medida que van creciendo. Uno de los motivos por los que no se recomienda separar a los cachorros de su madre antes de los 2 meses es por el período de socialización con sus hermanos y madre. Entre las 3 y 7 semanas hay una etapa en el desarrollo canino que en inglés se llama “imprinting” donde cada cachorro va aprendiendo a ser perro gracias a la interacción con sus hermanos y madre. Entre las semanas 7 y 12 éste empieza a aprender cómo interactuar con humanos y luego a los distintos estímulos de su entorno (otros animales, personas fuera de la familia, perros adultos y el ambiente en que se mueva).

La importancia de la socialización es ir presentándolo a distintos estímulos durante este período para que se vaya acostumbrando. Lo que recomiendo siempre es que el cachorro conozca el ambiente en el cual sus humanos estarán a diario. Por ejemplo, si vives en un lugar con mucho tráfico de autos, lo mejor es sacarlo a pasear y que se vaya acostumbrando al ruido de éstos (pero anda de a poco cosa que no sea muy estresante para tu regalón/a las primeras veces).

Si su horario de paseo será después del trabajo, también será importante que conozca las bicicletas y a otros perros porque a esa hora mucha gente saca a pasear a los suyos. Si pretendes viajar a la playa o cerros con tu mascota, es mejor que se acostumbre desde pequeño a andar en auto (parte primero subiéndolo al auto con su método de sujeción, otro día prende el vehículo y da una vuelta a la cuadra y así vas aumentando el tiempo de traslado junto a tu peludo para que sea algo progresivo).

De cualquier forma hay que tener en cuenta que todas estas experiencias serán nuevas para tu pequeño/a y no necesariamente va a tener una respuesta positiva. Un gran error es cuando se asustan por otro perro, auto o moto que hizo mucho ruido al pasar y el dueño se agacha para hacerle cariño. En el lenguaje del perro le estás diciendo que “está bien que esté asustado”. En ese caso es mejor cambiarle el enfoque de ese estímulo con tu voz llamándolo a jugar o mostrándole un juguete con el que le guste mucho jugar (yo siempre prefiero de esas pelotas de goma que tienen un pito en su interior y suenan al apretarlas. En casi todas las veterinarias tienen y no son nada de caras). Otro error al principio podría ser llevarlo a un canil con muchos perros que no sabes cómo se comportarán . Es mejor buscar a otros cachorros que le vayan enseñando a jugar y sobretodo a controlar la mordida. A medida que vayas viendo que se comporta bien, empieza a llevarlo/a a un canil para que vaya conociendo a más perritos. Cuando hay más perros en un lugar siempre recomiendo preguntar al humano de los otros peludos si su perro/a es sociable y estar atento en todo momento a la comunicación corporal de los otros perros del lugar. Lo importante es que vaya teniendo nuevas experiencias positivas para que no quede con traumas por malos momentos.

De todas formas, si bien el mejor momento para socializar a un nuevo amigo es cuando es cachorro, esto no quiere decir que si recibimos al perro/a mayor no haya nada que se pueda hacer. Cuando son más pequeños son como una esponja que absorben las nuevas enseñanzas muy rápido, pero en su adultez también se puede hacer con un poco más dedicación y paciencia. Siempre a través de un reforzamiento positivo le puedes ir enseñando (en youtube hay miles de videos que puedes aprender), pero para que te hagas una idea, lo importante es que el perro vaya asociando estímulos nuevos a algo que él o ella considere positivo como un pedazo de alimento, un cariño en su cabeza, un tono de voz amistoso o un juguete (premio).

paseo de perros las condes

Si la situación es más difícil o sientes que puede ser peligroso para tu entorno u otros perros, es muy recomendado que lo pueda ver algún adiestrador/a o etólogo/a para su revisión y así tu mascota y tú pueden ser guiados sobre cómo enfrentar la situación de la mejor manera.

Espero que hayas entendido lo importante de socializar bien a tu peludo para que así puedan disfrutar de la mejor manera juntos a través de distintas actividades a lo largo de su vida. No hay nada más entretenido que tener un perrito/a que te acompañe en todas tus aventuras y que puedas estar tranquilo que ambos van a disfrutar al máximo cada instancia.